Follow us on SIP Follow us on BLOGGER Follow us on FACEBOOK Follow us on YOUTUBE Follow us on TWITTER
Alertas
Estatísticas
Investigaçóes
Exija justiça

Notícias
Atividades
Documentos oficiais
Campanhas de meios
Reformas legales
Jurisprudência
Publicacoes
Vídeos
Newsletter
Links

Missão
Autoridades
Pessoal
Contate-nos
Faça sua doação
Doe Sua Voz - CD

  
Nicaragua
8 de março de 2011
Carlos Guadamuz, caso todavía impune
El Nuevo Diario, Managua, Nicaragua

De la Redacción de El Nuevo Diario, Managua, Nicaragua
Justo cuatro años después de haber sesgado la vida del periodista Carlos Guadamuz, frente a las instalaciones de Canal 23, William Hurtado García fue dejado en libertad. Desde febrero de 2008 se encuentra fuera de las rejas gracias al beneficio de régimen de convivencia familiar extraordinaria. Un informe del médico forense, que la ministra de Gobernación Ana Isabel Morales dio a conocer, refiere que Hurtado sufre enfermedad crónica y no puede ser tratado en la cárcel.
Es la fecha y las investigaciones nunca establecieron la identidad de los autores intelectuales del asesinato, aunque el ex director de la desaparecida Seguridad del Estado del primer gobierno sandinista, el Coronel en retiro, Lenín Cerna reconoció en Hurtado un militar retirado con una “militancia disciplinada” al partido Frente Sandinista. Cerna es hoy el Secretario de Organización del FSLN.
Antes de su muerte Guadamuz había anunciado que escribía un libro sobre todo lo que sabía del partido y asumía que nadie estaba mayormente informado sobre algunas actuaciones escandalosas, que él, que llegó a ser de un círculo íntimo de su máximo líder el presidente Daniel Ortega. Hurtado nunca habló de sus razones para matar a Guadamuz y cuando se les preguntó a gente ligada al partido, lo calificaron como “un fanático”. Las autoridades policiales no ahondaron sobre los nexos de Hurtado y concluyeron que el asesino actuó, solo, pese a que los hechos demuestran fue toda una conspiración planificada.
Entre otras enfermedades que dicen que sufre Hurtado se cuentan: parálisis facial, crisis hipertensiva y estrés carcelario. Morales confirmó a medios locales, que Hurtado fue entregado a su hermano Medardo Hurtado y que “las razones son eminentemente médicas”.

Esto debido a que según los médicos, Hurtado “tiene todas las condiciones en régimen carcelario para que se complique y ponga en riesgo su vida a través de una muerte repentina”.

La resolución administrativa fue firmada por el jefe de la Cárcel Modelo, alcaide Oscar Molina, quien le otorgó el régimen de convivencia familiar. A la par de ese beneficio, las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional establecieron a Hurtado y a su hermano, el calendario con las fechas que se debe presentar a esa penitenciaría.

La titular del Migob señaló que Hurtado ha estado en todos los hospitales de la capital, el último fue el de la Policía Carlos Roberto Huembes. “Tiene episodios de mareos, pérdida de conciencia y se desmaya”, manifestó Morales, quien leyó que según el dictamen de Medicina Legal, sufre emiparecia y emiestecia izquierda, focalización neurológica que afecta los pares craneales dos, siete, once y doce, con poliquenia cerebral, consecuencia de la crisis hipertensiva.

También presenta luxación de hombros izquierdos, producto de la esquemia cerebral, por lo que ha sufrido desmayos en varias ocasiones, según Morales, quien cuenta con la cronología de atención médica que va desde febrero del 2004.

En la información del médico forense se destaca que Hurtado presenta cardiopatía mixta descompensada que le persiste de un accidente cerebro vascular, considerado además como factor de alto riesgo, tales como el bloqueo aurícula ventricular, el estrés carcelario, (que) no responde adecuadamente al tratamiento médico”.

“El examinado debe recibir tratamiento médico fuera de condiciones del Sistema Penitenciario Nacional, en vista de que por sus patologías de fondo es un interno de difícil manejo médico”, señala el dictamen forense.

Agrega que tiene un estado mixto ansioso depresivo derivado de los múltiples padecimientos físicos y un estrés producido por la privación de libertad. “Se recomienda atención médica especializada, constante atención sicológica dirigida al manejo del estrés, asistencia médico sicológica en un centro hospitalario hasta estabilizar al evaluado, física y sicológicamente”, refiere por su parte el informe de la sicóloga.

La juez Primero de Distrito Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Roxana Zapata, recibió toda la información referente al informe de Medicina Legal emitido por el doctor José Valladares Vallejos el 11 de febrero de 2008, refirió Morales. Así como prueba pericial sicológica realizada por Liliana Salinas y así se los hace saber a las autoridades penitenciarias.

En la misma, la juez Zapata dice: “Remítase copia de los mismos a las autoridades penitenciarias para que surta los efectos en el ámbito de su competencia conforme lo establece la Ley 473. Líbrese el oficio con fecha 18 de febrero 2008”.

Sobre la repercusión que esta disposición entre los familiares de Guadamuz, Morales reconoció que para los familiares de las víctimas será difícil aceptar que el hechor esté libre, pero hasta llegó a recomendar “entender la justicia restaurativa, que el privado de libertad después de un tiempo mínimo en la cárcel, uno tiene que aprender a sanar las heridas y sobre todo los familiares de las víctimas para poder perdonar y llevar de nuevo su vida en paz”, dijo Morales.



Error en la consulta:No database selected